Localización - Residencia San Fernando
15622
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-15622,multiple-domain-residenciasanfernando-com,bridge-core-2.7.4,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-25.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

Localización

La Granja de San Ildefonso. ¿Cómo llegar?

 

Para ir desde Madrid existen tres alternativas, siendo el recorrido de 75 a 100 Km. dependiendo por donde se vaya, pero el tiempo es aproximadamente el mismo.

El recorrido más rápido es por el Pto. de Navacerrada. Para ello cogemos la carretera A-6 ó carretera de La Coruña, llegamos hasta Villalba y allí nos desviamos a la derecha para tomar la carretera 601 que nos lleva hasta el Puerto de Navacerrada. A continuación bajamos el Pto. de las Siete Revueltas, pasamos por la Boca del Asno, los Asientos y llegamos a Valsaín, a continuación a 3 Km. está la Granja.

La segunda variante es seguir por la carretera A-6, hasta llegar al Túnel de Guadarrama ( también podemos subir el Pto. de los Leones ), una vez pasado el Túnel, nos desviamos para coger la carretera 603 que nos lleva a Segovia. Una vez que hemos pasado Revenga, hay un desvío que nos indica «San Ildefonso», el cual podemos coger para ir directamente a La Granja, sin pasar por Segovia.

La tercera forma de ir, es por la carretera de Colmenar Viejo. Una vez hemos llegado a Colmenar cogemos la dirección hacia el Puerto de Navacerrada. Cuando pasamos el pueblo de Navacerrada, nos incorporamos a la carretera 601 que nos lleva hasta el Puerto y desde allí, por las Siete Revueltas llegamos a la Granja.

Situación

La Granja de San Ildefonso, esta situada a 11 Km. de Segovia y a una hora de Madrid aproxidamente.

Hemos creado su lugar de retiro en un entorno de categoría “Real”, con unas vistas impresionantes a la Sierra de Navacerrada y a un paso del Palacio y las famosas fuentes.

El municipio de San Ildefonso – La Granja se encuentra situado al sureste de la demarcación provincial de Segovia, limitando con la provincia de Madrid en la falda occidental de la Cordillera Central.

La superficie del término es de 237.000 metros cuadrados, correspondiendo las dos terceras partes a la ocupada por los históricos y frondosos montes y matas robledales de Valsaín.

Tiene 1.191 m. de altura sobre el nivel del mar en su parte más baja (Puerta de Segovia), alcanzando 2.428 m en la parte más alta (Pico de Peñalara)

La visita a la Granja de San Ildefonso se ha de concretar en los siguientes lugares. El Palacio con sus magníficos jardines y fuentes, la Fábrica de vidrio y las iglesias del Real Sitio.

 

Por encima de todas las edificaciones de esta población destaca el Palacio Real.

En 1720, Felipe V compró a los Jerónimos La Granja y las edificaciones que poseían en estos parajes y que les habían sido donados por los Reyes Católicos, con la idea de acondicionarlos para su retiro.

 

El Arquitecto Mayor Teodoro Ardemans es el encargado en 1720 de la adaptación de la antigua Casa de los Jerónimos en residencia real, y una vez finalizada, Felipe V decide levantar una construcción de nueva planta, dando comienzo las obras del nuevo palacio en abril de 1721.

El 27 de julio de 1723 se bendijo el palacio, aunque la terminación del conjunto se produce en 1761, siendo rey de España Carlos III.

 

Los jardines del Palacio ocupan una extensión de seis kilómetros y, según opiniones, están inspirados en los de Versalles, aunque nadie se atreverá a negar la personalidad propia de los de La Granja, en que se fusionan los parterres, la arquitectura natural y el bosque.

 

La espectacular belleza de los Jardines se refuerza con las fuentes de estilo versallesco (Las Ranas, El Canastillo, Las Tazas, Los Dragones, La Cascada y La Fama). En La Granja existen veintiséis fuentes monumentales, todas ellas basadas en la mitología clásica, aunque nunca han faltado fantásticas historias populares sobre cada una de las esculturas, que relatan mezcolanza de deseos, trazos humanos y miedos presentidos.

 

A las afueras del núcleo se encuentra la Fábrica de Vidrios y Cristales , cuyos primeros hornos se remontan al año 1728, pero fue reconstruida por Carlos III en 1770. Es uno de los mejores edificios de la arquitectura industrial europea de la época. En la actualidad es sede del Centro Nacional del Vidrio, en cuyo interior alberga una Escuela de Vidrio, un Centro de Documentación e Investigación, un Museo Tecnológico y Salas de Exposiciones.

 

Esta interesante villa palaciega ha sabido mantener y acentuar su importancia a través de los tiempos aunando historia, arte y desarrollo económico.

Celebran sus fiestas el día 23 de enero en honor de san Ildefonso; pero sus fiestas más espectaculares son las del día 25 de agosto, festividad de san Luis, pues están animadas por la puesta en funcionamiento de las fuentes de los jardines con gran afluencia de público.

 

Los jardines del Palacio ocupan una extensión de seis kilómetros y, según opiniones, están inspirados en los de Versalles, aunque nadie se atreverá a negar la personalidad propia de los de La Granja, en que se fusionan los parterres, la arquitectura natural y el bosque.

 

La espectacular belleza de los Jardines se refuerza con las fuentes de estilo versallesco (Las Ranas, El Canastillo, Las Tazas, Los Dragones, La Cascada y La Fama). En La Granja existen veintiséis fuentes monumentales, todas ellas basadas en la mitología clásica, aunque nunca han faltado fantásticas historias populares sobre cada una de las esculturas, que relatan mezcolanza de deseos, trazos humanos y miedos presentidos.

 

A las afueras del núcleo se encuentra la Fábrica de Vidrios y Cristales , cuyos primeros hornos se remontan al año 1728, pero fue reconstruida por Carlos III en 1770. Es uno de los mejores edificios de la arquitectura industrial europea de la época. En la actualidad es sede del Centro Nacional del Vidrio, en cuyo interior alberga una Escuela de Vidrio, un Centro de Documentación e Investigación, un Museo Tecnológico y Salas de Exposiciones.

 

Esta interesante villa palaciega ha sabido mantener y acentuar su importancia a través de los tiempos aunando historia, arte y desarrollo económico.

 

Celebran sus fiestas el día 23 de enero en honor de san Ildefonso; pero sus fiestas más espectaculares son las del día 25 de agosto, festividad de san Luis, pues están animadas por la puesta en funcionamiento de las fuentes de los jardines con gran afluencia de público.